Después de forzar la convocatoria de la Carrera Profesional de 2010, la Asesoría Jurídica de CCOO consigue que sus derechos se remonten al 1 de enero de 2012

  • Una vez más tienen que ser los Tribunales de Justicia, a instancias de CCOO, quienes pongan a Sacyl en su sitio

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León reconoce que los derechos económicos de esta convocatoria corresponden al año 2012

03/12/2015.
Sagrario, Salvador y Esmeralda en la rueda de prensa sobre Carrera Profesional

Sagrario, Salvador y Esmeralda en la rueda de prensa sobre Carrera Profesional

La sentencia 2653/2015 del pasado 17 de noviembre ha dejado claro que CCOO tenía la razón cuando exigía que una convocatoria del año 2010 tuviese en su resolución los efectos correspondientes  a aquellas fechas.  Así, los Tribunales han dado la razón a CCOO y aquellos a quienes se les reconozca ahora el grado de Carrera Profesional tendrán derecho a cobrar los atrasos desde el 1 de enero de 2012.
 
Mucho costó que la gerencia regional de Salud aplicase la sentencia ganada en su momento por la Asesoría Jurídica de CCOO y que les obligaba a convocar la Carrera Profesional correspondiente al año 2010, a lo que se negaban echando mano de las medidas de recorte contempladas en la Ley 1/2012, en una ilegítima aplicación con carácter retroactivo.
 
Siguiendo con su política de perjudicar a sus trabajadores, los más damnificados por los recortes de los Gobiernos de España y Castilla y León, Sacyl pretendió llevar a cabo un nuevo engaño y aplicar a su manera los efectos económicos de aquella convocatoria.  Es decir, pretendían resolver en 2016 para empezar a pagar en 2017.
 
Pero CCOO, impulsora de la sentencia que obligó a la convocatoria, no iba a permitir su nueva maniobra oscurantista y acudió a los Tribunales para exigir que la norma se cumpliera en su letra y en su espíritu.  El resultado de este litigio, tras el correspondiente recurso de apelación interpuesto por CCOO ha sido esta sentencia contra la que no cabe recurso ordinario de ningún tipo, y como decíamos antes, aquellos a quienes se les reconozca ahora el grado de Carrera Profesional tendrán derecho a cobrar los atrasos desde el 1 de enero de 2012.
 
Pero siendo importante conseguir el reconocimiento económico de 2012, no lo es menos el resto de derechos, puesto que a partir de esa fecha empezarán a contar los plazos para poder solicitar el grado siguiente cuando se reanuden las convocatorias de Carrera Profesional, algo que está en el Acuerdo firmado por Sindicatos y Junta de Castilla y León hace un mes.
 
Para la sociedad castellana y leonesa lo fundamental es que cada grado que se alcanza está hablando de la calidad del servicio que están prestando los trabajadores de Sacyl, que habrán demostrado que continuamente se mantienen formados y al mismo tiempo que están desempeñando sus funciones de una manera altamente cualificada y profesional.
 
Cifras: 
 
Hubo 1814 solicitudes de Grado I, de las que finalmente admitieron únicamente 1007.  En este momento, superada la fase de autoevaluación de méritos curriculares, están en la fase de autoevaluación de méritos asistenciales y de desempeño del puesto de trabajo.  Habrá que esperar y ver el número final de trabajadores que alcanzan el grado.
 
Para el Grado II hay 2139 solicitudes admitidas y otras 573 no admitidas.
 
En el caso del Grado III, según los datos de que disponemos son casi 2000 los trabajadores que tendrían derecho a solicitar el grado, aunque probablemente sean más.
 
El problema de este reconocimiento es triple: por una parte la resistencia de la propia consejería a convocar los grados de Carrera Profesional; por otra que los requisitos que hay que superar presentan una gran dificultad, al estar referidos a hace 5 años, y no existir muchos de los registros que se solicitan; y finalmente a la alta exigencia para conseguir los créditos necesarios debido a que en su momento la consejería apostó por negociarlos fuera de su ámbito, y en vez de tratar este asunto con los sindicatos lo hizo con las sociedades científicas y los colegios profesionales, principalmente el de médicos y el de enfermería, y a la postre son precisamente los trabajadores de los colectivos médico y enfermero quienes más problemas tienen para conseguir el acceso a los distintos grados de Carrera.
 
El decreto 43/2009 dice que son necesarios 5 años para solicitar el grado I.  Una vez alcanzado este grado deben pasar otros 5 años para poder solicitar el grado siguiente, desde el que deben pasar 6 años para solicitar el tercero y 7 años más para solicitar el cuarto y último grado de Carrera Profesional.  Una persona que llegase al Grado IV, habiendo superado cada grado en la primera evaluación tendría al menos 23 años de antigüedad en nuestro servicio de Salud.
 
Cuando dispongamos de los listados finales definitivos se podrá hablar de lo que supone el desembolso económico a realizar de golpe para Sacyl.  Hay que tener en cuenta que por ejemplo para cada médico que alcance ahora el Grado I hay que habilitar 12.484,80 ?, y hay 319, lo que supone 3.982.651 ?; para cada enfermero 7.490,88 ?, y hay 355 que son 2.659.262,40 ?; o para cada celador 2.208 ?, y hay 111, que suponen 245.088 ? ya que corresponde a los atrasos de 4 años.  Sólo en esos tres grupos, a falta de otros 210 profesionales, habría que pagar  6.887.001,40 ?. 
 
Y para el resto de grados las cantidades son más elevadas.  En el caso de los admitidos del Grado II, para cada médico que alcance ahora el Grado II hay que habilitar 12.484,80 ?, y hay 842, lo que supone 10.512.201,60 ?; para cada enfermero 7.490,88 ?, y hay 570 que son 4.269.801,60 ?; o para cada celador 1.226,40 ?, y hay 250, que suponen 306.600 ? por los atrasos de 4 años.  Sólo para esos tres grupos habría que pagar otros 15.088.603,20 ?.
 
Es decir, que sólo para los grados I y II se alcanzarían los 30.000.000 ?.  Esta cifra se correspondería con que todos los admitidos alcanzasen finalmente el grado correspondiente.  

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.