Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Andalucía | 4 marzo 2024.

CCOO y UGT se concentran en el Hospital Infanta Elena para exigir mejoras para los celadores y técnicos especialistas del SAS

    Estas categorías profesionales, cuentan en nuestra provincia con unos/as cuatrocientos/as trabajadores y trabajadoras cada uno de ellas, en torno a ochocientas en su conjunto, que reclaman de la mano de ambos sindicatos, su reconocimiento como personal sanitario en el caso de los y las celadoras, y la reclasificación profesional al grupo B en el de los y las técnicas especialistas.

    15/06/2022.
    .

    .

    El personal celador y celadora en el Servicio Andaluz de Salud en la provincia supone alrededor de 400 trabajadores y trabajadoras, que realizan unas “funciones imprescindibles” dentro del organigrama de los equipos asistenciales de los hospitales, fundamentalmente, y que proporcionan una atención cada vez más cualificada, e imprescindibles para el bienestar de los y las usuarios y usuarias, tanto ingresados e ingresadas como los y las que acuden a los centros sanitarios para consultas o pruebas diagnósticas.

    Esas funciones han seguido una evolución constante a lo largo de los años que, sin embargo, se encuentran “totalmente ignoradas y poco reconocidas” por la Administración. “Son muchos los años que llevamos reivindicando un verdadero encuadramiento acorde a su preparación, y su reconocimiento laboral, ya que sus funciones son claramente de un nivel sanitario, que es superior al actual, ya obsoleto pero vigente, y regulado en el Estatuto del Personal no Sanitario que data de 1973”, mantienen CCOO y UGT.

    Por lo que respecta a los y las técnicas especialistas, colectivo conformado en Huelva por más de 400 personas, llevan años a la espera del desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, que contempla la creación para ellos y ellas, de un nuevo grupo B de clasificación, superior al C1 en el que actualmente se encuadran.

    En este sentido, CCOO y UGT ha subrayado que desde “no están dispuestos a que las administraciones, estatal y autonómica, continúen actuando con ignorancia y desprecio para con un colectivo que es fundamental para llegar a un diagnóstico certero y poder implantar cuanto antes el tratamiento necesario para los miles de pacientes que pasan por sus servicios”.

    CCOO y UGT han resaltado la cualificación profesional de este personal “con unas funciones y cualificación cada vez más específicas y especializadas, para el que incluso el reconocimiento de ese grupo B, aprobado en 2007, podría ser insuficiente, pudiendo encuadrarse en un grado universitario, lo que sería un espaldarazo a sus reivindicaciones de mejoras laborales y asistenciales.

    Por todo ello, CCOO y UGT exigen a las administraciones implicadas, “que pongan su parte para el reconocimiento laboral y académico que estos dos importantes colectivos se han ganado a base de mejorar sus funciones y capacidades hasta conseguir prestar un servicio sanitario altamente cualificado.