Preocupación ante el hermetismo de la Gerencia Regional de Salud

    Preocupación ante el hermetismo de la Gerencia Regional de Salud

    14/08/2020.

    El gobierno de la nación a través del Ministerio de Sanidad ha elaborado un “Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19”.

    El objetivo general de este Plan es doble: por un lado, reducir el impacto de la pandemia de COVID-19, limitando la circulación del SARS-CoV-2 mediante el fortalecimiento de los pilares que sustentan unas intervenciones oportunas y eficaces; y por otro preparar las capacidades frente a un incremento de la transmisión que, llegado el caso, pueda derivar en una segunda oleada de transmisión de SARS-CoV-2.

    Dicho Plan contempla que los servicios sanitarios de las comunidades autónomas son los que deben activar los planes de contingencia en Atención Primaria y Hospitalaria de forma adaptada a cada escenario tomando como referencia unos elementos que quedan claramente definidos en las listas de verificación que incluye el propio documento.

    De este modo se pretende garantizar capacidad suficiente de recursos humanos y materiales tanto en atención primaria como en hospitalaria que permita dar respuesta a la actividad extra asociada a un incremento de transmisión del SARS-CoV-2.

    Entre muchas otras medidas se debe garantizar la disponibilidad de Equipos de Protección Individual adecuados al tipo de atención, así como formación del personal en su utilización y asegurar la aplicación de las políticas de prevención y control de la infección en todos los centros de trabajo.

    Por otro lado, en ese Plan se garantiza la puesta en marcha de un rastreo para detectar precozmente los casos nuevos de contagio, pero en realidad no se ha contratado ningún personal para llevar a cabo esta función de manera que se está utilizando a los profesionales de los propios Centros de Salud, detrayendo a estos efectivos de la asistencia y precarizando aún más la atención sanitaria. En este sentido CCOO nos hemos dirigido a la consejería de Sanidad, de la que seguimos esperando respuesta.

    El pasado día 11 de agosto se declaraban en Castilla y León 599 casos y a día de hoy nos encontramos con un total de 2 565 casos nuevos desde el final del estado de alarma.

    Hay que resaltar que entre el personal sanitario se ha registrado un total de 2 408 PCR con resultado positivo entre todas las categorías y que en estos momentos hay 276 profesionales en seguimiento, fundamentalmente personal de enfermería y personal médico.

    En ese sentido, ante la alarmante evolución de casos, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO ha exigido a la Gerencia de Salud que se habilite de manera inmediata el ámbito de negociación adecuado, para la articulación y puesta en marcha de un “plan de contingencia” que asegure procedimientos para poder afrontar, si llegara el caso, una posible segunda oleada de contagios por COVID-19.

    La tónica general de la Gerencia Regional de Salud está siendo una absoluta negación ante la negociación colectiva, incluso restringiendo el derecho básico a la información, por lo que hemos exigido que se nos haga llegar de manera inmediata cualquier documentación que haya podido ser elaborada en relación al citado plan de contingencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.