CCOO suspende a la gerencia regional de Salud en prevención de riesgos laborales durante la pandemia

    “Hay que ser rotundos. La gerencia regional de Salud, dependiente de la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, se merece un suspenso en materia de prevención de riesgos laborales en cuanto a activar medidas que evitasen contagios por la COVID-19 entre el personal sanitario de esta Comunidad”. Más clara no ha podido ser Verónica Domínguez, responsable de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-CyL (FSS-CCOO CyL), a la hora de enjuiciar el proceder de la Administración en este ámbito durante la pandemia.

    30/07/2020.
    La Administración no ha estado a la altura en materia de prevención de riesgos laborales durante la pandemia

    La Administración no ha estado a la altura en materia de prevención de riesgos laborales durante la pandemia

    Esta afirmación no surge de la nada. Está basada en el informe que el gabinete técnico de la Secretaría de Salud Laboral y Juventud del Sindicato ha elaborado merced a la encuesta que ha realizado entre nuestros delegados y delegadas responsables de salud en la sanidad pública, privada y dependencia.

    Sheila Mateos, secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO-CyL, que ha acompañado a Domínguez en el desarrollo de la rueda de prensa celebrada esta mañana en nuestra sede de Valladolid, ha hecho hincapié en que el alto índice de contagios habido entre el personal sanitario y de la dependencia, sobre todo en las residencias de la tercera edad, se ha debido a la falta de prevención. “Tanto en la sanidad pública, como en la privada y en residencias la falta de evaluación de riesgos en cada uno de los puestos de trabajo y de equipos de protección individual (epi) inadecuados e insuficientes han sido decisivos en esta situación”. Para apostillar que los servicios de prevención “no han estado a la altura para haber evitado el alto índice de contagios”.

    Tanto Mateos como Domínguez también han denunciado la actitud de “zapa” de la administración autonómica a la hora de seguir las pautas para que aquellos profesionales que hayan sido contagiados por el coronavirus tengan el reconocimiento de enfermedad profesional. Ambas dirigentes sindicales han dejado bien patente que “CCOO no va a cejar en el empeño hasta lograr este objetivo. De hecho, ha afirmado Domínguez, lo que demandamos ya está reconocido en el listado de enfermedades profesionales, por lo que seguiremos adelante. Iremos a los juzgados y en el momento que haya una primera sentencia favorable se abrirá un camino que servirá para hacer justicia”, han refrendado ambas.

    Escasez de formación y falta de evaluación de riesgos psicosociales

    Mateos también ha sacado a colación la escasez de formación a los trabajadores sanitarios. “Se ha olvidado el papel fundamental que juega la formación en la prevención de riesgos”.

    Otro aspecto que se ha revalorizado con la pandemia es el de la evaluación de los riesgos psicosociales como un aspecto básico en la prevención. Ni antes, ni durante la crisis sanitaria se ha tenido en cuenta esta importante tarea, que supone un alto riesgo de siniestralidad. “Y tampoco se han negociado protocolos de actuación que hubieran ayudado a activar medidas que evitasen tantos contagios”.

    En cuanto a las medidas colectivas como uso de hidrogeles, cartelería o señalización, han sido más patentes en la sanidad pública y menos en la privada. Igualmente, Mateos indicó que en las medidas de organización del trabajo, con la modificación de turno, las mayores dificultades se dieron en la pública, por su propia estructura, el alto nivel de contagios y el enorme número de casos que afrontó.

    En este sentido, se ha recordado el excelente trabajo de los delegados sindicales de prevención que “han dado un 200 por ciento durante la pandemia”. Asimismo, exigió que se instaure un protocolo negociado para emitir informes de sospecha de enfermedad profesional, “porque esta crisis va a pasar factura a muchos trabajadores sanitarios en esta Comunidad”.

    Por otro lado, la responsable de Salud laboral de la FSS-CCOO CyL, ha manifestado que “está habiendo muchas secuelas entre las personas contagiadas y estos casos deben reconocerse como enfermedad profesional. Muchos de ellos acabarán en los tribunales, donde habrá un largo periplo hasta que se asuma el cambio de contingencia”.

    Al respecto, Domínguez repitió que han omitido la negociación colectiva con los sindicatos, para exigir que se siente a negociar con los delegados los planes de contingencia, porque “son los que conocen los problemas de cada puesto”, ha zanjado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.