Sanidad CCOO denuncia la falta de uniformidad de criterios para esterilizar las mascarillas en el hospital Río Hortega

    Los restos de las bandejas de comida de enfermos contagiados se gestionan como residuos sólidos urbanos, no de forma diferente

    24/04/2020.
    Cocina Hospital Río Hortega (Valladolid)

    Cocina Hospital Río Hortega (Valladolid)

    La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Valladolid (FSS-CCOO VA) denuncia una serie de actuaciones que se llevan a cabo, a nuestro entender erróneamente, en el Hospital Río Hortega de Valladolid respecto a la esterilización de las mascarillas (quirúrgicas FFP2 y FFP3) contaminadas por la COVID-19. Desde nuestro sindicato no entendemos la falta de uniformidad de criterios a la hora de proceder a esta tarea, y más cuando está en juego la salud del personal sanitario que trabaja en este centro hospitalario.

    Concretamente hemos tenido conocimiento de que a la hora de proceder a la desinfección de dicho material de protección ha habido dos actuaciones diferentes. Por un lado, una vez usado éste, se ha llevado al servicio de esterilización donde en principio se ha lavado y secado en autoclave (instrumento para la esterilización de equipos de protección individual), y posteriormente se ha almacenado en cajas. Y por otro, el material recibido fue secado en una estufa y acumulado después en sacos sin saber muy bien qué hacer con él. El hecho de que se utilicen procedimientos distintos (unas se lavan y se secan en autoclave, y otras veces se hacen en estufa), hace pensar que no existe un criterio concreto y seguro para la desinfección de este material.

    La sección sindical de CCOO en el Río Hortega ya ha puesto estas deficiencias en conocimiento del servicio de prevención de riesgos laborales del hospital. Según éste, ya hay establecido un protocolo de desinfección de las mascarillas FFP3, según el cual deben desinfectarse en estufas. “Por lo tanto, esperemos que a partir de ahora se siga de manera escrupulosa para evitar cualquier problema entre el personal del hospital Río Hortega que debe utilizar este tipo de equipamiento preventivo”, señalan desde la FSS-CCOO VA.

    En aras a que se cumpla este protocolo, la delegada de salud laboral de CCOO ya ha notificado todos estos cambios de criterio ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para que se corrija esta situación, que entraña un grave riesgo para el personal del hospital de manera tajante.

    Los restos de las bandejas de comida de enfermos contagiados se gestionan como residuos sólidos urbanos, no de forma diferente

    Además de lo anterior, Sanidad CCOO también quiere hacer mención a otro proceder que también consideramos poco correcto por parte de los responsables de este centro hospitalario vallisoletano, “y que creemos que por desgracia también se realiza en más hospitales”, indican desde la Federación. Las bandejas de comida procedentes de los pacientes contagiados por coronavirus que llegan a la cocina para su lavado vienen con restos de comida, servilletas de papel y otros elementos que han salido de una zona contaminada y que no obstante, al desbarrarlas, su contenido se está gestionando como residuo sólido urbano. “Consideramos que esta actuación no es adecuada. Estos restos deberían gestionarse de manera diferente, al igual que todo lo procedente de personas contagiadas por la COVID-19”, sostienen desde Sanidad CCOO en Valladolid.

    Una vez más, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO instamos a quien corresponda a establecer un criterio seguro en el tratamiento del material de protección y de cocina contaminado para contener el contagio entre el personal de Sacyl que combate la pandemia provocada por la COVID

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.