Sacyl rescinde contratos de trabajadores que causan baja por COVID

    Carta denuncia de una ex trabajadora del Hospital de Salamanca

    04/04/2020.

    Desde La Federación de Sanidad de CCOO de Salamanca, nos hacemos eco y denunciamos la situación que están viviendo nuestros profesionales.

    A la carga laboral y falta de protección que vienen sufriendo desde el inicio de la crisis del Covid, se une el maltrato cuando un profesional enferma por coronavirus, contagiado en el propio Hospital mientras realiza sus funciones asistenciales.

    Ejemplo de todo esto es el testimonio que nos hace llegar una trabajadora:

    “Me veo en la necesidad de escribir éstas líneas para expresar mi indignación ante la situación vivida hoy día 3 de Abril de 2020 en pleno estado de Alarma por Covid-19.

    Soy enfermera y al inicio de esta situación fui sacada de la planta en la que estaba contratada para reforzar y poner en funcionamiento una de las primeras plantas adaptadas en Salamanca, para recibir enfermos por coronavirus.

    El arranque de estas plantas no fue fácil, puesto que ingresaron a supuestos positivos… que resultaron ser positivos todos… Con los recursos escasos, precariedad de medios, el conocimiento adquirido a base de ensayo-error y el desamparo e incertidumbre que nadie nos resolvía pero ante todo primando el bienestar de los pacientes nos fuimos adaptando a la situación.

    El 27 de marzo, tras varios días previos con síntomas, e informando a la supervisión correspondiente, la cual no creía que cumpliese criterios, me dieron baja médica, por fiebre, fuertes mialgias y disnea de mínimos esfuerzos, para el que no entienda de términos médicos, se lo traduzco como la sensación de haber sido atropellada por un tren.

    Tras esto, guardo el aislamiento correspondiente ante la sospecha de estar contagiada, y espero y espero hasta que alguien se ponga en contacto conmigo, o eso me han dicho que van a hacer… pero nadie contacta … El día 1 de abril por la noche acudo al servicio de urgencias, donde me diagnostican COVID positivo con neumonía bilateral.

    Para mi sorpresa, hoy día 3 de abril, recibo una llamada de secretaría de dirección en la que me informan de que mi contrato se ha rescindido porque estoy de baja. A la persona que sustituyo, en excedencia por cuidado de hijos, la han obligado a incorporarse por “necesidades mayores”, sin tener en cuenta sus necesidades familiares, y obligando a dejar a dos mellizos de seis meses al cargo de quien se pueda...ya que eso a ellos no les incumbe….

    En personal se había informado a otros trabajadores sustitutos de que sus contratos quedaban tal cual, incluso estando sus excedencias o liberaciones sindicales incorporadas, ya que ésta situación en algún momento volvería a la normalidad, pero yo, el día que me dieron la baja dejé de ser útil.

    El aviso de todo esto lo recibo a las 14 horas de hoy viernes; llevo toda la semana despedida… pero me informan hoy, viernes a última hora…

    Es una lástima que para este tipo de acciones la administración ande tan “viva” y sin embargo, para dotarnos de medios y material adecuado…¡no existan más que excusas!

    De estar en condiciones óptimas de salud, me incorporaría a la mayor brevedad posible, para apoyar y trabajar mano a mano con compañeros que se lo merecen todo y que están dando lo mejor de ellos mismos y para ayudar a los pacientes… Porque por los de “arriba” no movería un dedo, ya que se aprovechan de nuestra vocación para vapulearnos y tratarnos como a ganado!! Y después pensaran que los aplausos de las 20 horas de la tarde, son por su buena gestión.

    Me despido, ahora con todo el tiempo del mundo para pensar!”

    Desde CCOO, después del testimonio de esta compañera nos preguntamos: ¿Es que el Estado de Alarma da manga ancha a realizar este y otros abusos?

    ¿Así es como Sacyl agradece la labor de sus profesionales? Con la necesidad de enfermeras/os que tenemos y cuando esta compañera esté curada, ¿Con qué valor le pedirán que vuelva? Mientras la población sale a aplaudir a los balcones para valorar el esfuerzo de los sanitarios, la Administración los vapulea, después de jornadas extenuantes, escasez de material, exposición al virus; etc, si caen enfermos, se les rescinde el contrato. Por lo cual se procederá a la denuncia pertinente. La excepcionalidad tiene un límite.

    CCOO exige se depuren responsabilidades.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.