CCOO exige a Sacyl que preserve la seguridad y la salud de todos sus profesionales, independientemente de su categoría

    La Gerencia Regional de Salud de Castilla y León publica por escrito indicaciones para la realización de las pruebas de detección del coronavirus y lo autorice para unos profesionales sí y para otros no.

    25/03/2020.

    Es conocido por todos que existe un elevado número de casos de profesionales infectados por el coronavirus, y que este número va en aumento con el riesgo de que dejemos de disponer de profesionales sanos para dar la asistencia. Algunos medios de comunicación cifran en más de 5400 los profesionales afectados por este virus aunque la realidad es que la cifra es totalmente desconocida, puesto que no se realizan test de coronavirus a la mayoría de los profesionales.

    Ante tal situación, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios solicitamos que se implementaran todas las medidas necesarias para dotar a los profesionales de los equipos de protección individual (EPI) necesarios para que ejerzan con seguridad su labor en la lucha contra un virus que amenaza la vida de los más indefensos, nuestros mayores y las personas con enfermedades crónicas.

    Pero hay varios frentes abiertos en esta lucha en la que la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León ha decidido ponerse del lado del virus. Los profesionales que trabajan en contacto directo con los infectados por Covid-19, en un gran porcentaje, son personas de edad media alta; se ha solicitado a profesionales jubilados recientemente que nos ayuden con esta pandemia, las plantillas de profesionales de Sacyl también están envejecidas. Esto hace que pongamos a los pies de los caballos a nuestros profesionales.

    Dicha situación, adoptando las medidas preventivas correctas y adecuadas, no supondría riesgo. El Ministerio recoge con claridad, los procedimientos de trabajo seguros. De la aplicación de los procedimientos son responsables los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales así como los mandos intermedios. Por un lado, estos Servicios disponen de pocos trabajadores para hacer frente a esta situación desbordante. Por otro lado, los mandos intermedios, son los responsables directos de la correcta aplicación de dichos procedimientos. Pero la realidad es que Sacyl permite que sus profesionales se desplacen de zonas “sucias” con pacientes infectados a zonas “limpias” con pacientes con otras patologías que nada tienen que ver con el coronavirus. Por ejemplo, un técnico de rayos que está haciendo pruebas de imagen y se le solicita desplazarse a la UCI para un portátil de un paciente infectado al que no se le dota de EPI y vuelve a seguir con su trabajo después, o el celador que es requerido en una zona del hospital con pacientes infectados y después vuelve a otra zona trasladando la posibilidad de contagio.

    Pero lo que ya no podemos tolerar es que por escrito la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León publique las indicaciones para la realización de las pruebas de detección del coronavirus y lo autorice para unos profesionales sí y para otros no. Según estas instrucciones se permite la realización de dicha prueba a todos los médicos pero no así para el personal de enfermería, técnicos en cuidados, celadores, técnicos de laboratorio…. y un largo etcétera. Desde CCOO consideramos que todos los profesionales que tienen contacto directo con el paciente son un vector de transmisión del virus que debe ser controlado mediante las adecuadas normas de prevención de riesgos laborales y con la realización precoz del test del coronavirus.

    Somos conscientes de que disponemos de pocos test de coronavirus... y éstos están dando falsos negativos ya que ha de estar la enfermedad con sintomatología avanzada. Lo que Sacyl debe hacer para proteger a sus profesionales y frenar los contagios es aplicar las medidas contempladas en las “Instrucciones aclaratorias al nuevo procedimiento de remisión de partes de los Servicios Públicos de Salud por Coronavirus, conforme al RD Ley 6/2020 por parte del INSS” donde en el punto 5.1 “Situaciones en las que procede emitir parte de baja en casos de aislamiento“ dice: Procede su emisión en los casos probables, posibles (caso con infección respiratoria aguda leve sin criterio para realizar test diagnóstico en el momento actual) aunque se prevé la generalización el test…. También procede su emisión en los contactos estrechos de casos probables, posibles o confirmados… trabajadores sanitarios que no han utilizado las medidas de protección adecuadas…

    No obstante lo anterior, la realización de test diagnósticos de coronavirus ha de aplicarse a todas las categorías profesionales por igual porque la infección por Covid-19 es igual para todas y todos independientemente de la categoría profesional a la que pertenezcas.

    La única solución, a espera de test con suficiente fiabilidad, es que Sacyl inste tanto a los servicios de Prevención, como a los mandos intermedios a que se cumpla la instrucción anterior citada y para que todo el personal que cumpla muestre síntomas de infección sea enviada a su casa con aislamiento domiciliario con el fin de evitar la propagación de la infección al resto de la población.

    Es responsabilidad directa de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León impedir que nuestros profesionales enfermen. Exigimos que cuiden a los que nos cuidan.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.