La Comisión Ejecutiva de la FSS-CCOO aprueba una resolución contra la aprobación inminente de la reforma de la Ley del Aborto

    La Comisión Ejecutiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) aprueba una resolución en la que manifiesta su rotundo rechazo al Anteproyecto de Ley que aspira a reformar la vigente norma Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo

    01/08/2014.
    Por el aborto libre y gratuito.  Fotografía tomada de FSC-CCOO

    Por el aborto libre y gratuito. Fotografía tomada de FSC-CCOO

    El pasado 20 de diciembre fue aprobado el Anteproyecto de Ley que aspira a reformar la vigente Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.  Con él se materializa la peor de las previsiones, la más restrictiva y lesiva tanto para mujeres como para profesionales.
     
    Es evidente que el sector sanitario se ve afectado doblemente por esta reforma legal: por un lado, es el sector más feminizado del panorama laboral; por otro, incide directamente en la actividad de los profesionales, que son quienes dispensan la atención y los cuidados a la salud sexual y reproductiva, y practican los abortos.

    La Comisión Ejecutiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) quiere manifestar su más rotundo rechazo al Anteproyecto de Ley por muchas razones, entre ellas las siguientes:

    ? Se pretende imponer una ideología religiosa, anacrónica y minoritaria a la mayoría de la ciudadanía, hecho totalmente impropio de una sociedad laica como es la nuestra, poniéndonos en la cola de Europa en el respeto hacia los derechos sexuales y reproductivos.
    ? Niega a las mujeres el derecho a decidir.
    ? Con los abortos clandestinos se creará un problema de salud pública que actualmente no existe, poniéndose en peligro el principal interés de la actividad sanitaria: la vida y la salud de las personas.
    ? Añade más desigualdad a una sociedad ya muy descohesionada, pues sólo aquellas mujeres con recursos podrán acceder a un aborto con garantías sanitarias, ya sea en el país o fuera de él.
    ? Obligar a continuar embarazos donde el feto esté diagnosticado de malformaciones, además de ser un riesgo para la madre, tiene graves repercusiones económicas y sociales, las cuales se ven agravadas por los recortes en Sanidad y Servicios Sociales que el mismo Gobierno que plantea la reforma viene aplicando.
    ? Endurece las penas para el colectivo profesional sanitario y convierte en delito la atención que actualmente se está dando, restando seguridad y libertad en el desempeño su actividad.  Además, se ampliará la objeción de consciencia al personal no asistencial, cosa que entorpecerá enormemente la atención a los abortos legales.

    La FSS-CCOO entiende que no hay que cambiar lo que funciona bien, ni crear graves problemas donde no los hay.  "Defendemos el desarrollo y la mejora de la actual Ley 2/2010, el respeto a los derechos sexuales y reproductivos de la ciudadanía, el derecho de las mujeres a decidir, los anticonceptivos gratuitos y una educación afectivo-sexual igualitaria, libre y sana.  Por todo ello, continuaremos participando en la lucha social que se libra y se librará en contra de esta reforma", concluye el sindicato.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.