La FSS-CCOO pone en valor a los y las especialistas en Medicina de Familia y su papel durante la pandemia

    Como cada año, el 19 de mayo se celebra el Día Mundial de la Medicina de Familia, un año marcado por la crisis sanitaria en la que estamos inmersos, por la pandemia del COVID 19, y donde los y las especialistas en Medicina de Familia han dado la cara en todo momento y han sufrido cambios importantes en su quehacer diario. La realidad sanitaria les ha situado en primera línea de batalla sin los medios de protección adecuados, dando lugar a múltiples contagios e incluso causando la muerte a algunos de ellos y de ellas.

    19/05/2020.
    Día de la Medicina de Familia

    Día de la Medicina de Familia

    Durante esta terrible pandemia, los y las especialistas en Medicina de Familia han estado en primera línea de batalla, han cumplido con sus responsabilidades más allá de lo que se esperaba.

    Se ha garantizado la continuidad asistencial a los pacientes con enfermedades crónicas, se han mantenido las consultas no demorables y se ha atendido a los pacientes afectadas por coronavirus y a sus familias.

    Desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) reclamamos un reconocimiento más que merecido a todos y todas los profesionales, que no se ha hecho. Se ha invisibilizado a la Medicina de Familia a pesar del trabajo y dedicación que sus profesionales han realizado durante toda la pandemia, en muchos casos, a través de consultas realizadas a distancia.

    Por todo ello, desde la FSS-CCOO, en el Día de la Medicina de Familia, queremos poner en valor, reconocer y agradecer el trabajo que cada uno de estos especialistas ha realizado. Es el momento de poner encima de la mesa reivindicaciones históricas de este colectivo:

    • Incrementar el gasto sanitario en Atención Primaria hasta llegar al 25% del total del gasto sanitario, para garantizar un incremento de las plantillas de Medicina de Familia, porque deberán realizar el seguimiento de las personas contagiadas, deben garantizar el seguimiento de los centros residenciales de mayores, así como seguir garantizando la actividad diaria en los centros de Atención Primaria.
    • Se debe garantizar, ante futuras pandemias o rebrote de la actual, que nadie descarta, medidas de protección individual (EPIs) que eviten riesgos de contagio entre los y las profesionales. Así como realizar pruebas de COVID a todo el personal.
    • Reconocimiento de accidente de trabajo/enfermedad profesional, a todos los efectos, para todos y todas las profesionales que hayan sido contagiados.

    FACEBOOK

    TWITTER

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.