Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO País Valencià | 19 julio 2024.

La Conselleria de Sanidad pretende cambiar el modelo sanitario público a golpe de Decreto ley

  • - CCOO reprocha la falta de transparencia y diálogo social en las reversiones sanitarias.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, FSS CCOO-PV, critica que la Conselleria de Sanidad quiera cambiar el modelo sanitario público valenciano mediante un Decreto Ley sin mantener ningún tipo de negociación con los representantes de las personas trabajadoras.

21/04/2021.
Conselleria de Sanitat

Conselleria de Sanitat

La Conselleria de Sanidad ha anunciado recientemente la creación de una sociedad pública mercantil del Sector Público Valenciano para asumir los servicios sanitarios y sociosanitarios externalizados y gestionados por empresas privadas, al vencimiento del contrato de gestión. Con esta decisión unilateral, la Administración sanitaria abre la puerta a un nuevo modelo de gestión sanitaria al amparo de la Ley 15/1997 de 25 de abril, sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, que ya ha demostrado su ineficacia en otras CCAA.

Para CCOO, el modelo de reversión válido es aquel que recupera de manera integral la gestión de los servicios a la Administración Pública, se atiene a la normativa en materia de subrogación del personal, y restituye y garantiza los derechos de la ciudadanía y del personal funcionario o estatutario que estuviera afectado en el proceso, tal como se desarrolló en la reversión del “modelo Alzira”.

Este sindicato que ha combatido desde el principio la privatización de los servicios públicos y ha reclamado la derogación de esa Ley 15/1997 para impedir que se negocie con un bien tan importante y necesario como es la sanidad universal pública y gratuita para toda la sociedad. Por lo que, CCOO no comprende ese cambio de criterio de la Conselleria, descartando una fórmula avalada jurídicamente como es la adoptada en el Departamento de Alzira, en favor de otra fórmula que, de entre las posibles, es la que menos garantías de continuidad ofrece de cara a una posible reprivatización y la que está sujeta a un menor control administrativo.

Para la FSS CCOO-PV la creación de una empresa pública de salud en su modalidad de sociedad pública mercantil es un nuevo disparate, como en su día fueron las concesiones administrativas que no garantizan ni resuelven los problemas ni financieros ni de gestión de recursos humanos. Problemas que sólo se solucionan con talante político y con voluntad negociadora, en definitiva aplicando “las buenas prácticas en la gestión sanitaria”.

Una empresa mercantil de estas características a pesar de ser de capital público y de gestión directa, no deja de ser un nuevo elemento distorsionador en la gestión sanitaria que podría poner en riesgo la continuidad asistencial y el funcionamiento de los servicios a prestar, si no se da de forma inmediata y sin alteraciones, situación que genera muchas dudas por la complejidad del proceso.

Para CCOO es innecesario y contraproducente implantar la empresa pública de salud en la Comunidad Valenciana porque genera controversia entre las personas trabajadoras implicadas que perciben un trato diferenciado dependiendo de que proceso de reversión les afecte. La creación de una sociedad mercantil consolida un sector de la sanidad diferenciado del resto, separado de la gestión directa por la propia Administración. Esta nueva fórmula defrauda y trunca las expectativas de laborales y estatutarios, dado que al perpetuarse la situación actual de estos servicios sanitarios, no podrán optar a ocupar esos puestos ni por promoción ni por movilidad, ni tampoco a la inversa.

CCOO pide a la Conselleria de Sanidad que actúe con responsabilidad y coherencia, desista de seguir avanzando hacia la creación de esa sociedad mercantil, revierta los servicios por el camino emprendido y regulado en la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana y abandone “experimentos” para sanidad, mas aún cuando ya se ha demostrado un modelo fallido en otras comunidades autónomas y lo han rechazado por ineficaz e ineficiente.

FACEBOOK

TWITTER