Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Cantabria | 17 julio 2024.

NOTA DE PRENSA

La FSS-CCOO entrega a Sanidad más de 15.000 firmas en apoyo a la actualización de las funciones de celadores y celadoras y su reconocimiento como personal sanitario

    La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) entrega al Ministerio de Sanidad más de 15.000 firmas para exigir el reconocimiento de los celadores y celadoras como personal sanitario en el Sistema Nacional de Salud (SNS), así como la actualización de sus funciones, que están obsoletas al estar recogidas en el Estatuto de Personal no sanitario de 1971.

    15/03/2023.

    URL | Código para insertar

    La FSS-CCOO entrega a Sanidad más de 15.000 firmas en apoyo a la actualización de las funciones de celadores y celadoras y su reconocimiento como personal sanitario

    La FSS-CCOO entrega a Sanidad más de 15.000 firmas en apoyo a la actualización de las funciones de celadores y celadoras y su reconocimiento como personal sanitario

    Con la entrega de estas más de 15.000 firmas, CCOO quiere reivindicar la figura del celador y celadora como parte activa de los equipos de trabajo sanitario. Este sindicato exige al Ministerio de Sanidad la actualización de las funciones de este colectivo, ya que están obsoletas con el Estatuto de Personal no sanitario de 1971; algo que debe ir acompañado de la creación del Título de Formación Profesional para el desarrollo de sus competencias, imprescindibles dentro del contexto de la Sanidad.

    Por otro parte, la FSS-CCOO sigue reivindicando, para que el colectivo de celadores y celadoras se encuadre de manera definitiva en el grupo C2 de Clasificación Profesional, que Sanidad plasme el acuerdo que esta organización ha firmado con el Estado para una Administración del Siglo XXI, y en el que uno de sus puntos acordados es la reclasificación del personal estatutario, según su titulación académica, tal y como establece el artículo 76 del EBEP. Esto además supondría encuadrar a celadores y celadoras dentro del nivel 2 de Cualificación Profesional, llevando la profesión a ser considerada como personal sanitario, evitando el menosprecio que se hizo hacia este colectivo durante la pandemia, dónde se le excluyó en un primer momento al no ser considerado personal de alto riesgo para la utilización de equipos EPI.