Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Euskadi | 23 abril 2024.

Cuatro meses despúes del preacuerdo se cierra el texto definitivo del convenio de residencias privadas de Bizkaia

    A pesar de la venta que hagan los sindicatos firmantes, en 2023 una gerocultora de una residencia a jornada completa y sin antigüedad cobrará anualmente 2.476,44€ menos que una trabajadora del SAD.

    06/10/2023.
    TRabajadoras de residencias de Bizkaia en la manifestación del 1º de mayo.

    TRabajadoras de residencias de Bizkaia en la manifestación del 1º de mayo.

    Tras la precipitada firma del preacuerdo por parte de patronales de residencias y los sindicatos ELA y UGT el pasado 23 de mayo (recordamos que la convocatoria de elecciones era inminente y la convocatoria de reunión de la mesa negociadora fue de un día para otro), no ha sido hasta el día 5 de octubre, con una mesa de negociación suspendida entre medias, se firmó definitivamente el texto del VI Convenio de Residencias y Centros de Día de la Tercera Edad de Bizkaia. Sin haber participado ni en la negociación del convenio ni en la redacción final del texto definitivo, el sindicato UGT ha decidido sumar su firma a la de ELA.

    Tras esto, queda pendiente la publicación del convenio en el Boletín Oficial de Bizkaia. El convenio será de obligado cumplimiento a partir de esa publicación.

    A pesar de que ELA no ha apostado nunca por la unidad sindical en la lucha por el convenio de residencias de Bizkaia y gracias a la lucha y las movilizaciones que han llevado a cabo por separado las trabajadoras de la mayoría de sindicatos presentes en la mesa, se ha conseguido un convenio con una subida salarial llamativa, principalmente cuando llegue a su máximo en octubre de 2025, pero ahí se acaba la historia. En 2025 las trabajadoras de las residencias concertadas seguirán ganando un 30% menos que sus compañeras del IFAS realizando el mismo trabajo.

    Sin necesidad de compararnos con el Convenio Estatal de Dependencia, las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia seguirán teniendo retribuciones más altas que las de residencias (aunque ELA no firmó ese convenio). En 2023 una gerocultora de una residencia a jornada completa y sin antigüedad cobrará anualmente 2.476,44€ menos que una trabajadora del SAD. Pero sí que algún artículo está calcado del convenio estatal, como el relativo a drogodependencias.

    En cuanto a la estabilidad en el empleo, no se hace más que aplicar la reforma laboral que impulsa la contratación indefinida que el sindicato mayoritario tanto criticó. El convenio ni impide ni dificulta la contratación precaria, como son los contratos indefinidos a tiempo parcial e incluso los contratos fijos discontinuos a tiempo parcial. Del mismo modo, las mejoras en materia de conciliación han sido fruto del Real Decreto 5/2023 por el que se adopta la normativa europea en cuanto a medidas de conciliación.

    La sustitución de las ausencias desde el primer día solamente será obligatoria en aquellas residencias donde no se cumpla la ratio. En el día a día esta cláusula no se va aplicar porque todas cumplen la ratio actual, ya que es imposible que una residencia funcione si no cumple la ratio.

    Se ha desperdiciado la oportunidad de incluir en el convenio el tiempo de aseo por riesgos biológicos, los 20 minutos para el aseo personal dentro de la jornada. Este derecho, peleado casi en exclusiva por CCOO, se está ganando en la práctica totalidad de los juzgados e incluirlo en el convenio hubiese sido la manera más eficaz de extender este derecho a todo el sector.

    Se quedan sin ninguna modificación la jornada, complementos de IT, ratio de persona, etcétera.

    Por todo ello y tras consultarlo con nuestra afiliación y delegadas, CCOO ha decidido no firmar el convenio insistimos en denunciar esta forma excluyente de negociar por parte del sindicato mayoritario.