Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Euskadi | 19 julio 2024.

CCOO, SATSE, ELA, LAB, SME y UGT convocan huelga en Osakidetza los días 18 y 19 de mayo

    Ante la grave situación que atraviesa Osakidetza y el bloqueo de la negociación, solicitan a la Consejera Sagardui que acuda a la Mesa Sectorial y dé respuesta a los planteamientos que le hicieron en la reunión celebrada el pasado 07 de diciembre.

    29/03/2023.
    Rueda de prensa anunciando las hulgas del 18 y 19 de mayo en Osakidetza.

    Rueda de prensa anunciando las hulgas del 18 y 19 de mayo en Osakidetza.

    Tras las multitudinarias manifestaciones del pasado 25 de febrero, que sin duda fueron una buena muestra de hartazgo de la plantilla y la ciudadanía, los sindicatos CCOO, SATSE, ELA, LAB, SME y UGT hemos podido constatar que el Departamento de Salud no está dispuesto a apartarse ni un ápice de su hoja de ruta. Pocas veces hemos visto a tanta gente en la calle en defensa de la sanidad pública, pero Osakidetza ha optado por mantenerse sorda y muda ante el clamor social de la calle.

    Tal y como hemos denunciado de manera reiterada, el desmantelamiento de la Atención Primaria y la precarización del resto de niveles asistenciales son una realidad, realidad que hace que la plantilla de Osakidetza realice su labor en condiciones cada vez más precarias, como es cada vez más precaria también la atención que se ofrece a la ciudadanía.

    La situación de la Atención Primaria es especialmente preocupante. El mantra de la falta de profesionales se ha convertido en la excusa perfecta para que Osakidetza ponga en marcha medidas que, en otras circunstancias, serían muy difíciles de justificar. Hoy cobran plena actualidad las palabras que la Consejera Sagardui pronunció el verano pasado en las que hablaba de una nueva cultura, cuando en realidad estaba hablando de recortes. Y es que, tenemos que decir alto y claro que Osakidetza no tiene más plan para la Atención Primaria que seguir recortando. Así, se mantienen los cierres y recortes en PACs como Zumarraga, Deusto o San Martin; se plantea extender a todo el año la reducción de horarios en Atención Primaria, reducción que hasta ahora se aplicaba durante los períodos vacacionales; ya son una realidad los PACs abiertos sin contar con personal médico; etc.... Las jubilaciones que se van a producir los próximos años van a empeorar esta situación, y el plan de Osakidetza es no hacer nada al respecto.

    Entretanto, la situación de la plantilla es cada vez más precaria: casi la mitad de la plantilla es temporal, lo que supone que, además de hacer una OPE tras otra, no cuenten con un mínimo de estabilidad en sus contratos; muchos puestos se dejan vacantes tras las jubilaciones; no se cubren bajas y otras ausencias; hay una sobrecarga sistemática de trabajo en todas las categorías; se solapan los procesos selectivos de manera que los profesionales se ven inmersos en varios a la vez; sufren permanentes cambios de calendario y carteleras de trabajo; y así un largo etcétera. El Departamento de Salud no plantea ni una sola medida encaminada a mejorar las condiciones laborales de la plantilla. No hay ningún plan para retener a los profesionales y atraer a otros. Es más, existe un maltrato sistemático a la plantilla.

    En este contexto, la Mesa Sectorial sigue absolutamente bloqueada. Osakidetza ha convertido este foro en un mero trámite para sus decisiones unilaterales: convoca reuniones con el único objetivo de cumplir el trámite legal de que las materias pasen por la Mesa Sectorial, para poder seguir adelante con sus decisiones unilaterales. Se niega de manera sistemática a tratar y negociar las cuestiones planteadas por la parte sindical.

    En este sentido, cabe recordar que, a petición de los sindicatos, el 07 de diciembre mantuvieron una reunión con la Consejería. Desde entonces, la Dirección de Osakidetza ha referido en varias ocasiones que, diversas cuestiones de las planteadas entonces, siguen en manos de la Consejera. A la vista de todo ello, los sindicatos de la Mesa Sectorial exigen a la Consejera que acuda a la Mesa y dé respuesta a los planteamientos que se le realizaron en aquella reunión.

    A la vista de todo lo señalado, es evidente que Osakideta no nos deja más camino que el de la movilización. Por ello, los sindicatos CCOO, SATSE, ELA, LAB, SME y UGT hemos decidido convocar huelga en toda Osakidetza los días 18 y 19 de mayo. En este sentido, exigimos al Departamento de Salud que atienda las reivindicaciones siguientes:

    Resolución de la OPE 18-19 previa a la realización de los exámenes de la OPE 2020-21-22- E. En esta última, resolución de la fase de concurso con carácter previo al concurso oposición.

    Dotación de recursos humanos y materiales para agilizar los procesos de selección y provisión: listas de contratación, oferta telemática, concurso de traslados, etc...

    Dotar de código a todos los nombramientos eventuales superiores a un año; y planificación concreta y calendarizada para bajar la temporalidad por debajo del 8%.

    Recuperación del poder adquisitivo perdido desde 2010 y el abono del complemento del 4% a los y las trabajadores/as que no lo perciben.

    Negociación de manera inmediata de un nuevo Acuerdo regulador de condiciones de trabajo y de ámbitos electorales.

    Convocatoria inmediata de la carrera profesional pendiente del año 2022; y retirada del último borrador de Desarrollo Profesional, negociando un nuevo modelo de evaluación que tenga en cuenta las particularidades de todas las categorías.

    Aumentar la inversión en la atención primaria con ratios dignos para todas las categorías; y ello para garantizar una atención presencial de calidad.

    Revisión y actualización de los complementos retributivos en todos ámbitos asistenciales: dispersión geográfica, productividad, guardias, etc...

    Carteleras ajustadas a jornada promoviendo y garantizando la conciliación familiar, sin cambios unilaterales.

    Los problemas de nuestra sanidad pública son estructurales y anteriores a la pandemia y requieren de soluciones inmediatas y de calado. Exigimos a Osakidetza y al Departamento de Salud voluntad política para, más allá de la propaganda, convertir la sanidad pública en una verdadera prioridad.