La FSS-CCOO exige el cumplimiento del Pacto de Estado contra la violencia de género y de los compromisos del Convenio de Estambul

    22/11/2018.

    Las violencias machistas son una violación de los derechos humanos de las mujeres, niños y niñas que la sufren, la expresión más extrema de la discriminación y herramienta que la perpetua. Constituyen un atentado a la vida, la seguridad, la libertad, la dignidad, la integridad física y psíquica, y son un impedimento para que una sociedad pueda ser verdaderamente democrática. Cualquiera de estas razones por sí sola es suficiente para que, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), reforcemos cada día nuestro compromiso en la lucha por erradicarla.

    Afortunadamente, nuestra sociedad está dando muestras de una creciente consciencia ante la discriminación que todavía sufren las mujeres, así como sobre las violencias machistas que se dan en todos los ámbitos de la vida. Este 25 de noviembre no es cualquiera, es el primero después del clamoroso e histórico 8 de marzo, y como poco, el concepto de violencia machista se ha extendido en el ideario colectivo, incluso antes de que se produzca en nuestra legislación; y otros conceptos como violencia institucional o justicia patriarcal, han dejado de ser patrimonio incomprendido de una minoría.

    La sociedad tolera cada vez menos los fallos en la tutela judicial y sentencias como la del caso de "la manada" han incendiado las calles. Y es que cada vez más gente entiende que la violencia machista es mucho más que los asesinatos de mujeres, niños y niñas a manos de sus parejas y padres, son también las vidas amargadas por el control, el mal trato psicológico, la opresión, el aislamiento (166.260 denuncias en 2017); son los menores huérfanos y traumatizados de por vida, las familias destrozadas; es el acoso sexual y por razón de sexo en los centros de trabajo; son las violaciones, las denunciadas una cada 5 horas, y las silenciadas; la violencia en las redes, donde las adolescentes sufren sexting, stalking y otras violencias; la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, etc.

    Desde la FSS-CCOO declaramos que las violencias machistas no son solo un contador macabro, aunque no hace falta decir que nunca olvidamos ni nos dejan de doler en el alma ese goteo de asesinatos absurdos que son vidas, no números, y que representan el fracaso de las políticas institucionales para poner freno a esta sinrazón.

    Tenemos muchas herramientas legales para erradicar la violencia: la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, 1/2004, que ha sido evaluada y mejorada por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, el Convenio de Estambul, ratificado por España en 2015 y cuyo cumplimiento está pendiente. "Sólo" es necesario implementar esta normativa, cumplir con la ley, pero de manera ágil y urgente.

    Desde la FSS-CCOO exigimos una vez más al Gobierno y las instituciones que activen todos los mecanismos y recursos necesarios para mejorar la protección, la tutela jurídica e institucional de las víctimas y el desarrollo urgente de la normativa. Es imprescindible que por fin se implemente una verdadera coeducación, así como una educación sexual y afectiva en igualdad, pues solo así lograremos un futuro mejor. Hace falta empoderar a las mujeres que sufren violencia con empleo de calidad, imprescindible para la independencia económica y personal, sin la cual no es posible salir del espiral de violencia. Hay que facilitar el acceso a los derechos laborales y las prestaciones sociales, mediante la flexibilización de la acreditación de la situación para todas las víctimas, independientemente de donde trabajen. Hay que reforzar la función de detección de la violencia que el personal sanitario ejerce cada día, con mayor formación y sensibilización. Hay que negociar protocolos contra el acoso sexual y por razón de sexo en todas las empresas, grandes y pequeñas.

    Hace falta mucho esfuerzo para lograr cualquier pequeño avance, es verdad, pero a pesar de ello, es evidente que no hay vuelta atrás en esta lucha, solo camino por delante. Desde la FSS-CCOO llamamos a personas trabajadoras y a la ciudadanía en general a la participación en las movilizaciones y actos que tendrán estos días lugar por todo el Estado en conmemoración por el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres.

    FACEBOOK

    TWITTER

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.