CCOO denuncia que los profesionales del SERIS son discriminados por el Gobierno regional

    Los cerca de 4.000 trabajadores y trabajadoras que conforman la plantilla del Servicio Riojano de Salud (SERIS), tanto fijos como interinos y temporales (en su inmensa mayoría personal estatutario, es decir, los "funcionarios especiales" propios de los servicios de salud) no recuperan en 2018, ni lo harán en 2019, su jornada anual ordinaria de 35 horas semanales. CCOO denuncia que no es cierto que todos los profesionales de la Comunidad Autónoma de La Rioja recuperan las 35 horas en el 2019. De hecho no lo hace ninguno. Y es el personal estatutario del SERIS el que está más lejos de dicha recuperación tras ser discriminados, de nuevo, por el Gobierno regional.

    19/10/2018.
    Actualidad SERIS

    Actualidad SERIS

    Los 3.950 trabajadores y trabajadoras del SERIS son empleados públicos marginados y maltratados por el Gobierno de La Rioja.
    La jornada de 35 horas fue implantada en el SERIS en virtud del Acuerdo 2002-2004 y diez años más tarde, en julio de 2012, recortada unilateralmente por el Gobierno central, incrementándola hasta 37,5 horas semanales. Obviamente tal incremento de jornada perseguía un doble objetivo: la merma (mínima) de costes reduciendo empleo (notablemente) y una reducción indirecta del salario (menor coste/hora para el cómputo de complementos). Pero por encima de esa jornada anual ordinaria, el personal de los servicios de salud aún debe trabajar muchas más horas cada año (la denominada y obligatoria "jornada "complementaria" mediante guardias maratonianas, por ejemplo).

    Los empleados públicos de la Administración autonómica no sanitaria, no obstante, se hallarán en 2019 más cerca de la jornada de 35 horas, pero no por recuperar tal derecho, sino simplemente porque ya disfrutaban de mejores condiciones laborales en materia de jornada que el personal del SERIS, pues trabajan 75 horas anuales menos en concepto de "reducción de jornada en verano", de forma que pueden decir que, computando esa reducción, "casi" han recuperado la jornada de 2012, aún cuando en realidad deberán trabajar en 2018 unas 80 horas más que entonces.

    En cambio, el personal estatutarelio del SERIS, el que sí ha cumplido a rajatabla la jornada de 37,5 horas impuesta en 2012, sigue sufriendo un crónico maltrato por parte del Gobierno regional. No sólo "gana menos" pues percibe retribuciones inferiores a igualdad de cualificación, sino que "trabaja más" pues debe realizar una jornada anual efectiva notablemente mayor.

    Tampoco el personal del SERIS puede acceder a las Ayudas Sociales y al Estudio como el resto de trabajadores y trabajadoras de la Comunidad (ayuda por cuidado de hijo, ayudas para los jubilados y huérfanos), lo cual constituye una discriminación retributiva evidente.

    Tampoco el personal estatutario del SERIS puede acceder a la jubilación anticipada parcial o reducir su jornada en una hora diaria al cumplir 60 años, como puede hacerlo el personal de régimen laboral.

    El Gobierno de La Rioja no sólo no trata de la misma manera a todos sus empleados públicos, pudiendo hacerlo, sino que sistemáticamente, históricamente, el personal estatutario del SERIS (y en el general el personal al servicio de los centros e instituciones sanitarias públicas) es maltratado en todas las "negociaciones" de Mesa General (que afectan al conjunto de los empleados públicos de la Comunidad Autónoma).

     

    FACEBOOK

    TWITTER

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.